domingo, 17 de febrero de 2019

Ensalada de coles de Bruselas con patatas




Ensalada de coles de Bruselas con patatas, maíz, cebolla dulce y nata
En casa estamos comiendo coles de Bruselas desde el mes de diciembre y aún nos quedan ganas de seguir disfrutando de su delicado sabor a nuez. Hasta el momento todas las que he comprado han tenido un gustito dulce muy rico que me ha hecho volver a repetir. Si bien la temporada de los repollitos comienza en el otoño y se extiende hasta inicios de la primavera, es en los meses invernales cuando se pueden encontrar los ejemplares más sabrosos; pues toleran bien las bajas temperaturas y se tornan más dulces con las heladas. 

Ensalada de repollitos con papas, maíz, cebolla dulce y crema
Hoy les propongo una apetitosa ensalada de repollitos con papas, maíz y cebolla dulce sazonada con un aderezo cremoso y ligeramente ácido. Creo que esta forma preparar las coles de Bruselas es ideal para las personas que no son tan entusiastas de su sabor, porque al combinarlas con los demás ingredientes éste no será el único elemento predominante en el plato.

Ensalada de coles de Bruselas con patatas, maíz, cebolla dulce y nata
Antes de seguir con la receta les dejo unas recomendaciones para que hagan una ensalada deliciosa: Elijan las coles frescas de menor tamaño, esas suelen estar más dulces. No reemplacen la nata de montar o crema de leche por alguna la versión ligera o menos grasa, el aderezo quedaría aguado y soso. Sean cuidadosos con el tiempo de cocción las coles, cuanto más se cuecen, peor saben (se acentúa el gusto amargo). Y si no tienen cebolla dulce, pueden adicionar la roja u otro tipo que les guste, pero una vez cortada en juliana, la dejan 10 o 15 minutos en un cuenco con agua helada para rebajar el sabor fuerte o picante. 

Ensalada de repollitos con papas, maíz, cebolla dulce y crema
Me gusta servir la ensalada como acompañamiento de carnes asadas al horno y de filetes a la plancha. Espero que les guste tanto como a mí. Recuerden que me pueden encontrar en Facebook y en Instagram.

Ingredientes para 4 raciones:
Agua y sal
350 gramos de patatas  (2 unidades medianas aprox.)
300 gramos de coles de Bruselas
40 gramos de cebolla dulce (1/3 de una unidad mediana aprox.)
120 gramos de maíz dulce en conserva (peso escurrido)
7 gramos de cebollino fresco (opcional)

Aderezo:
100 ml de nata para montar o crema de leche entera
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de vinagre 
1 cucharadita de mostaza
1/3 de cucharadita de sal
Pimienta al gusto

Preparación:
Lavamos las patatas y las ponemos a cocer enteras, con su piel, en agua con sal hasta que estén suaves pero firmes. Una vez cocidas, las sacamos del agua, les quitamos la piel y las dejamos templar antes de cortarlas en cubitos. También lavamos las coles de Bruselas, las cortamos en mitades y les retiramos las hojitas que puedan tener maltratadas. Las hojas verdes exteriores de los repollitos son ricas en caroteno, así que no hay que quitar demasiadas. 

Ensalada de repollitos con papas, maíz, cebolla dulce y crema
En un cazo mediano ponemos a calentar 500 ml de agua a fuego alto, en cuanto comience a hervir, agregamos las coles y una cucharadita colmada de sal. Dejamos cocer durante 2 minutos o un máximo de 3, dependiendo del tamaño. Sacamos los repollos rápidamente del agua caliente y los ponemos a escurrir en un colador. Cortamos la cebolla en julianas pequeñas y las patatas en cubos de 2 cm aprox., y escurrimos el maíz en conserva. 

Ensalada de coles de Bruselas con patatas, maíz, cebolla dulce y nata
Disponemos todos los vegetales en una ensaladera. Preparamos el aderezo batiendo con unas varillas todos ingredientes de la lista hasta obtener una mezcla homogénea y algo densa. Prueben la salsa por si desean corregir la sazón. Antes de aderezar la ensalada, deben decidir si van tomarla templada o fresquita, yo la serví templada (con este frío me apetecía así), pero si lo prefieren, pueden dejar los vegetales y el aderezo por separado un rato en refrigeración. La salsa se agrega justo al momento de comer, se revuelve muy bien la ensalada y se decora con cebollino fresco picadito. 

A disfrutar!!!
Ensalada de coles de Bruselas con patatas, maíz, cebolla dulce y nata

Rica, rica.
Ensalada de repollitos con papas, maíz, cebolla dulce y crema
¡Hasta pronto!

miércoles, 16 de enero de 2019

Sancocho vegano de lentejas





Sancocho vegano de lentejas
Un sancocho es una sopa que tiene de todo un poco. Se hace a partir de la cocción en agua de una mezcla diversa de carnes, hortalizas, verduras y tubérculos. Hay versiones que, además de todo lo anterior, incluyen alguna legumbre, aunque en la mayoría de variantes que conozco la proteína animal es el elemento principal que da sabor y un nombre distintivo a la preparación. Si la sopa combina tres tipos de carne (res, cerdo, pollo), es un sancocho trifásico; si tiene gallina, se denomina sancocho de gallina; y así con el resto de animales. Creo que el sancocho de guandú o guandules es el único que toma el nombre de la legumbre que contiene a pesar de que en su preparación se agrega algún tipo de carne.

domingo, 10 de junio de 2018

Mote de queso (sopa de ñame con queso costeño)





Mote de queso
El mote de queso es una emblemática sopa de la gastronomía de Sucre y Córdoba, dos departamentos del Caribe colombiano con fértiles sabanas que dan sustento a diversas explotaciones agrícolas y ganaderas. En dichas regiones destaca el cultivo del ñame espino (Dioscorea rotundata), ingrediente primordial del mote, un tubérculo con la pulpa blanca y harinosa, rico en carbohidratos y en minerales como el potasio, magnesio y fósforo. Para mi gusto los ñames más sabrosos del país crecen en estas planicies


Mote de queso
De acuerdo con la información publicada por el blog Mote de Queso, el origen de esta receta se enmarca durante la hambruna que sufrieron los habitantes de las sabanas caribeñas como consecuencia de la Guerra de los Mil Días, a principios del siglo XX. En aquellos difíciles momentos de escasez, un sencillo majado de ñame sazonado con ajo, cebolla y sal constituyó la principal fuente de alimento de los lugareños. Esa modesta y salvadora preparación conocida con el nombre de mote de candela originó el actual mote de queso que, con el devenir de mejores tiempos, fue enriquecido con más ingredientes. 

jueves, 2 de noviembre de 2017

Espaguetis con berenjenas blancas y salsa de tomate





Espaguetis con berenjenas blancas y salsa de tomate
Esta semana he visitado el campo de mi cuñado y me he traído las que posiblemente sean las últimas de berenjenas blancas de su huerto; aunque nunca se sabe y de continuar el calor quizá tenga producción hasta en diciembre. La berenjena blanca no es una variedad muy comercial o conocida, pocas veces la he visto en alguna frutería, y me resulta extraño que no sea más apreciada porque sus ejemplares tienen un sabor ligeramente dulce, no son amargas y su pulpa es suave y cremosa. A mí me gustan más que las moradas y me parecen insuperables fritas o asadas.

jueves, 19 de octubre de 2017

Hamburguesas y albóndigas de lentejas




Hamburguesas y albóndigas de lentejas
Bien sea por temas de salud o por no patrocinar la crianza  cruelintensiva de animales; cada vez hay más personas (entre las que me incluyo) interesadas en disminuir el consumo de alimentos de origen animal de su dieta. Y pensando en cómo preparar comidas vegetarianas apetitosas que tuvieran un sabor y una consistencia parecida a la carne, me acordé de las deliciosas albóndigas de lentejas que desde hace años prepara mi tía Niña y que tanto éxito tienen en las celebraciones familiares. 
                                                                                                                                                                    
Hamburguesa vegana de lentejas
Mi querida tía Niña hace dos versiones de albóndigas de lentejas: una totalmente vegana y otra con mezcla de carne y lentejas. Hasta ahora esta última me parecía la más deliciosa de las dos. Sin embargo, con la receta de hoy he descubierto que al sazonar la masa de lentejas con una buena cantidad de especias, se obtiene un resultado tan apetitoso como la versión con carne. ¡¡Quedan realmente deliciosas!! No miento cuando digo que estas albóndigas y hamburguesas veganas de lentejas complacerían sin problemas el paladar más carnívoro. 

miércoles, 4 de octubre de 2017

Ensalada de zanahoria con pepino y bonito del norte




Ensalada de zanahoria con pepino y bonito del norte
Cuando tengo pocas ganas o poco tiempo para cocinar, una buena ensalada me resuelve la vida y me quita de complicaciones con la comida. En esta oportunidad la he preparado con ingredientes sencillos que considero esenciales en mi lista de la compra, por su disponibilidad y bajo coste. Probablemente la mayoría de ustedes siempre tienen a mano zanahorias, cebollas y pimientos, y en verano no les faltan tomates y pepinos. Pues solo hay que mezclar estos ricos vegetales para disfrutar de una ensalada apetitosa, completa y saciante.

martes, 5 de septiembre de 2017

Boronía con berenjena y plátano maduro (receta colombiana)




Boronía con berenjena y plátano maduro
Mientras pensaba en cómo aprovechar las berenjenas que me regalan en esta época del año, me acordé de la boronía, un plato tradicional de la gastronomía del Caribe colombiano que se acostumbra a servir como acompañamiento de pescados y carnes. Hacía muchos años que no preparaba este majado de berenjenas con plátano maduro sazonado con un sofrito de tomate, cebolla y ajo. Pero tan pronto como recordé su delicioso sabor dulzón y su consistencia suave y jugosa, no tardé en comprar unos plátanos machos amarillos para prepararla. 

martes, 22 de agosto de 2017

Baba ganoush con pimientos asados




Baba ganoush con pimientos asados
Desde que en el pasado invierno descubriera la receta del baba ganoush con pimientos asados de Give Recipes, un maravilloso blog de cocina turca, no veía la hora de que llegara el verano para hacerlo con las berenjenas ecológicas del huerto de mi cuñado. Tenía la impresión de que estaría delicioso y que me gustaría tanto como el hummus y el baba ghanoush con tahini. No sé qué tienen esos patés vegetales que despiertan en mí una gula insaciable, ya los puedo servir con pan de pita o galletas saladas, que siempre me los acabo comiendo a cucharadas y me sobra todo lo demás. Para mí son un vicio divino.