Datos personales

Mi foto
Córdoba, España
¡Bienvenidos!

domingo, 27 de noviembre de 2016

Arepas asadas con queso de Burgos




Arepas con queso de Burgos
Hace varios años publiqué en el blog la receta de las arepas con queso, en aquella entrada contaba que las hacía con frecuencia para desayunar y que congelaba una buena cantidad de arepas listas para asar. No obstante, con el paso del tiempo, el pan ha ido desplazando a la arepa en mis desayunos y últimamente prefiero la tostada porque me resulta más cómodo y rápido desayunar con una rebanada de pan. Pero con la llegada del frío, recupero el entusiasmo por las arepitas asadas y, apenas tengo ocasión, me lanzo nuevamente a prepararlas. 

Arepas asadas
Hacer una arepa simple o básica es muy sencillo, basta con seguir las indicaciones del envoltorio de la harina precocida de maíz para obtener un buen resultado. Aunque hay que saber que no todas las marcas de harina requieren la misma cantidad de agua, por ejemplo, la marca DOÑAREPA, la cual uso en esta receta, recomienda una taza agua por taza de harina y la marca P.A.N, más conocida, necesita un poco más de agua por taza de harina. Además, dependiendo de la receta, la masa de arepas se puede enriquecer con ingredientes como la mantequilla, cuajada fresca, chicharrones, queso, leche y huevos. Esto sin olvidar que cuando se incorpora un ingrediente adicional con un alto contenido de agua (como el queso de Burgos o los huevos), hay que agregar menos líquido del que sugiere el envoltorio. Asimismo, en algunas preparaciones se sustituye una parte del agua por leche.

Arepas de maíz
En esta oportunidad he enriquecido la masa de las arepas con queso de Burgos, éste es un tipo de queso fresco con sal (aunque algo soso), blando y acuoso, que tiene la consistencia parecida a la de la cuajada fresca. Al presionarlo ligeramente con un tenedor, se deshace con facilidad. Las arepas hechas con queso de Burgos quedan muy suaves sin necesidad de adicionar mantequilla o leche.


Queso de Burgos
Si desean probar la receta y no encuentran el queso de Burgos, pueden sustituirlo por requesón o cuajada fresca. Recuerden que me pueden encontrar en facebook. ¡Vamos con la receta!

Ingredientes para 6-7 arepas:
1 taza de harina precocida de maíz DOÑAREPA
200 gramos de queso de Burgos 
4/5 de taza de agua templada (cantidad aproximada, puede variar por la humedad del queso o por la marca de la harina)
1 cucharadita de sal 
Aceite de girasol o maíz 

Preparación:
Recuerden medir la harina y el agua en el mismo tipo de taza. Agregamos una taza de harina en un tazón, añadimos el queso de Burgos cortado en cubos grandes y una cucharadita de sal. Comenzamos a amasar, y con las manos presionamos bien para que el queso se integre con la harina. Notarán que el queso se deshace con facilidad y humedece ligeramente la harina. Mientras amasamos vamos adicionando el agua, no les recomiendo que la echen de un tirón, en esta preparación es mejor agregarla poco a poco para no pasarse (ya saben que el queso es acuoso). La masa no debe quedar pegajosa o aguada, si eso pasa, se adiciona un poco más de harina; en el caso contrario, que esté muy dura y seca, se añade un poco más de agua. Prueben la masa y si lo consideran necesario, corrijan la sazón añadiendo una pizca de sal. Cuando la masa esté en su punto ideal (suave, manejable y que no se pega en las manos), la dejamos reposar durante 5 minutos. 


Masa de arepas
Pasados los 5 minutos, formamos bolas pequeñas o medianas, las aplastamos con las manos y les vamos dando la apariencia de disco. En total hice 7 arepas de 8 cm de diámetro y 1 cm aprox. de grosor. 


Arepas asadas
Calentamos a fuego medio una sartén antiadherente, adicionamos un poco de aceite (media cucharada aprox.) y lo esparcimos por toda la superficie. Colocamos 4 arepas a sobre la sartén y las asamos fuego medio- bajo durante 6-7 minutos por cada lado o hasta que se forme una costra dorada y crujiente. Al darle la vuelta a las arepas, las presionamos un poco con la espumadera, así ayudamos a que se hagan por dentro. Debemos ser pacientes, no empecemos a voltearlas antes de tiempo, ya que se pueden romper y no se les forma la costra. Cuando terminemos de asar la primera tanda, echamos otro poquito de aceite en la sartén y asamos las arepas restantes. Las arepas se deben comer recién hechas porque se endurecen en muy poco tiempo. 

A disfrutar!!!
Arepas con queso de Burgos
Hasta pronto!!!☺☺☺

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Sopa de pollo





Sopa de pollo
Desde que tengo memoria, he pensado que la sopa de pollo es una comida con superpoderes curativos. Recuerdo que cuando era una niña, veía que en casa no solo la servían en el almuerzo, sino que la preparaban para aliviar los síntomas del resfriado y la gripe de toda la familia. Apenas alguno de nosotros contraía un resfriado, mi mamá hacía sopa de pollo para todos, para mejorar al enfermo y, por si acaso, para los que estaban sanos. Hoy se sabe con certeza que las madres y abuelas del mundo no se  equivocaban con este remedio casero tradicional, la deliciosa sopa de pollo además de alimentar, ayuda a desinflamar las vías respiratorias y a reducir la congestión característica de los resfriados y estados gripales. Para mí, pocas comidas reconfortan tanto el cuerpo y el alma como una sopa de pollo casera. 

Sopa de pollo colombiana
Aparte de los beneficios anteriormente mencionados, esta sopa también fortalece el sistema inmunológico y mitiga los efectos de la resaca o guayabo. Es innegable que tiene superpoderes; aunque confieso que el principal motivo para hacerla es porque queda riquísima, mientras la tomo, no pienso en sus cualidades curativas, simplemente disfruto de su delicioso sabor y de la sensación de entrar en calor con una sopa caliente. En estos días fríos y lluviosos apetece muchísimo.

Sopa de pollo
La receta de sopa de pollo que comparto hoy, es la versión que hago con más frecuencia en casa, me gusta que tenga tropezones de yuca, maíz y calabaza y que el caldo no quede demasiado aguado. Agrego una buena cantidad de patatas cascadas o chascadas para espesar la sopa, con cascar o chascar me refiero al corte irregular que produce un chasquido cuando se parte o se rompe cada trozo de patata con el cuchillo. Primero, se empieza cortando normalmente la papa y cuando el cuchillo llega a la mitad del corte, se hace palanca para romper y separar el trozo. Con esta técnica se consigue que durante la cocción las patatas liberen gradualmente el almidón y espesen la sopa. En serio que hay una gran diferencia entre una sopa que tiene las papas cortadas con un corte liso (recto) y las que están hechas con las patatas chascadas. 

Sopa de pollo colombiana
En la receta he usado pollo campero (el que alimentan con cereales y es criado en semilibertad). Con ese tipo de pollo la sopa queda más gustosa y así no patrocino la cría intensiva del pollo industrial. Si se lo pueden permitir, les recomiendo elijan siempre el pollo campero. Recuerden que me pueden encontrar en facebook. ¡Vamos con la receta!

Ingredientes para 5 personas:
1 kilo de pollo campero limpio y troceado (2 muslos, 2 contramuslos, 1/2 pechuga y 1 carcasa)
1 mazorca de maíz fresca cortada en 6 partes
3.5 litros de agua
1 zanahoria cortada en cubitos
1 rama de apio finamente picada
2 ramas de cebolla larga o junca (en españa, una cebolleta tierna grande) finamente picada
4 dientes de ajo triturados
600 gramos de patatas troceadas irregularmente (chascadas o cascadas)
1/2 cucharadita de comino
1/3 de cucharadita de tomillo seco (hojitas)
1 hoja de laurel
1 cucharada de sal
350 gramos de calabaza (ahuyama) con cáscara  cortada en trozos de 4 cm
350 gramos de yuca cortada en trozos de 3-4 cm
8 ramitas de cilantro

Preparación:
Vertemos 3,5 litros de agua en una olla grande, agregamos el pollo y el maíz y llevamos a ebullición a fuego fuerte. Cuando el agua empiece a hervir, bajamos el fuego y dejamos cocinar por 20 minutos a fuego medio-alto. Durante ese tiempo retiramos la espuma o las impurezas que salen a flote por la cocción, también quitamos el exceso de grasa de la sopa.

Preparación sopa de pollo
Pasados los 20 minutos de cocción, agregamos los vegetales picados (ajo, apio, zanahoria y cebollín) con las patatas, y sazonamos con comino, tomillo, laurel y una cucharada de sal. Continuamos la cocción por 20 minutos más con la misma temperatura (fuego medio-alto), removemos la sopa varias veces con una cuchara de madera para que vaya cogiendo cuerpo. 

Receta sopa de pollo
Al término de los 20 minutos de cocción, incorporamos la yuca y la calabaza y dejamos cocer durante 30 minutos o hasta que la yuca esté tierna. Removemos ocasionalmente.

Receta sopa de pollo
Cerca del final de la cocción, probamos la sopa y corregimos la sazón añadiendo un poco de sal al gusto. Picamos finamente el cilantro y lo adicionamos en el último minuto, removemos y apagamos el fuego. Yo he dejado reposar la sopa 10 minutos antes de servirla. 

A disfrutar!!
Sopa de pollo
Nos vemos pronto!!! ☺☺☺

viernes, 4 de noviembre de 2016

Pernil de cerdo a la cerveza negra




Pernil de cerdo al horno
La pierna de cerdo a la cerveza es el asado al horno que más me gustaba comer en las celebraciones navideñas con mi familia en Colombia. Mi mamá solo hacía esta receta para esa época del año y recuerdo que tan pronto comenzaba a hornear el pernil, yo empezaba a salivar con el delicioso olor de la carne aromatizada con clavo de olor y cerveza. Desde que vivo en España esta es la primera vez que hago el jamón asado a la cerveza, aunque me habría gustado prepararlo antes para la comida de Nochebuena de mi casa, cada año he sido invitada por amigos y familiares a sus cenas de Navidad —cosa que me encanta— y hasta la fecha me he librado de cocinar en las fiestas. 

Pernil de cerdo a la cerveza
Como probablemente tampoco vaya a cocinar en Nochebuena, he querido disfrutar por anticipado de un plato navideño al estilo colombiano con este pernil al horno con cerveza. No es por presumir, pero ha quedado buenísimo, he seguido las recomendaciones de mi mamá y estoy muy satisfecha con el resultado. Más me valía que quedara bien a la primera porque sabía que iba a comer pernil por varios días. 


Jamón de cerdo a la cerveza
Para la receta he comprado 3 kilos de pierna de cerdo deshuesada y sin piel, no quise comprar una pieza completa porque en casa somos pocos y habríamos tenido que comer cerdo hasta el mes de enero como mínimo. No obstante, soy consciente de que cuando se tienen muchos invitados lo más habitual es hacer una pierna de 5-6 kilos. Si lo desean, pueden adaptar la receta a una pierna de mayor tamaño, en ese caso, tendrán que aumentar un poco los condimentos y líquidos de la marinada (sin exagerar que luego la salsa queda amarga). 
El tiempo de cocción y la temperatura del horno dependerán del peso de la pierna; se hornea cada kilo de carne por una hora a 170 o 180 ºC. La mayor parte del tiempo se cubre la bandeja con papel aluminio para evitar que la carne se queme y la salsa evapore o reduzca demasiado rápido. El papel aluminio se retira 1 o 2 horas antes de finalizar el asado. Fundamentalmente, en esta preparación hay que vigilar la cocción, cuando el pernil es muy grande, es preferible empezar a hornear con una temperatura de 170 ºC y subirla a 180 ºC al final del asado. El color que va cogiendo la carne y la cantidad de líquido que veamos en la bandeja nos dará una pista sobre si estamos asando con mucha temperatura o no. 


Pierna de cerdo a la cerveza negra
Además del horneado, la cerveza es otro punto a cuidar en la preparación, ya que ese es el sabor que va a predominar en la carne y la salsa. Recomiendo probarla antes de agregarla en la receta, es mejor elegir una cerveza con un notable sabor a malta y que no sea demasiado amarga. Yo compré la cerveza Bock-Damm Negra Munich, es una marca de un precio medio, no es la más cara ni la más barata del mercado, tiene un pronunciado sabor a malta, casi no es amarga, y al beberla deja un rico gusto tostado y caramelizado en el paladar. En las fotos del paso a paso podrán ver mejor el envase de la cerveza. Recuerden que me pueden encontrar en facebook¡Vamos con la receta!

Ingredientes para 10 personas:
3 kilos de pierna  de cerdo (deshuesada y sin piel)
2 ½ cucharaditas de sal
Pimienta al gusto
3 cucharadas colmadas de azúcar moreno
1/2 cucharadita de tomillo
1/2 cucharadita de orégano
1 hoja de laurel
4 dientes de ajo triturados
6 cucharadas de zumo o jugo de limón recién exprimido
2 cucharadas colmadas de mostaza
3 cucharadas de salsa inglesa Perrins (salsa Worcestershire)
800 ml de cerveza negra (deliciosa y poco amarga)
7 clavos de olor
1 pimiento morrón rojo (ají pimentón) 
1 cebolla roja 
100 ml de agua
Papel aluminio

Preparación:
Comenzamos haciendo la marinada del pernil. Adicionamos en un tazón los ingredientes secos (sal, pimienta, azúcar moreno, tomillo, orégano, hoja de laurel y los ajos triturados). Añadimos el zumo de limón y removemos hasta disolver el azúcar, agregamos la mostaza, la salsa Perrins y completamos la marinada vertiendo 500 ml de cerveza negra. 

Lavamos el pernil y le quitamos el exceso de grasa que pueda tener, yo le he dejado una capa de grasa fina que dará jugosidad a la carne. Colocamos el pernil en una bandeja o en tazón grande (ojalá de vidrio) y lo bañamos con la marinada. Llenamos una jeringuilla con la marinada de la bandeja e inyectamos la carne en las zonas centrales, en las partes donde no penetraría el líquido con facilidad. Pinchamos la carne con los 7 clavos de olor, hay que fijarlos en distintos puntos de la pierna, así darán aroma por toda la pieza. Cubrimos la bandeja con papel film, dejamos marinar durante 24 horas en refrigeración, pasadas 12 horas le damos la vuelta a el pernil para que se impregne con la marinada por ambos lados. 

Marinada pernil de cerdo
Al día siguiente, sacamos el cerdo de la nevera una hora antes de asarlo para que pierda frío. Entretanto, cortamos en juliana el pimiento rojo y la cebolla, y precalentamos el horno a 180 ºC. Colocamos el pernil en una bandeja de hornear grande, lo bañamos con toda la marinada, agregamos los vegetales cortados y vertemos 100 ml de agua y 300 ml de cerveza negra. Cubrimos la bandeja con papel aluminio y horneamos el cerdo durante 2 horas, en mitad de la cocción le damos la vuelta, lo bañamos con la marinada y cubrimos nuevamente con el papel. Transcurridas las 2 horas de cocción, retiramos el papel aluminio y continuamos asando el cerdo por 1 h 30 min hasta que dore. Volvemos a voltear la pierna y a regarla con la marinada en mitad del tiempo de cocción.
Hay que vigilar que la marinada no se consuma en su totalidad, siempre tiene que haber un poco de líquido en la bandeja, si ven que se está consumiendo muy rápido, pueden bajar la temperatura a 170 ºC y agregar un poquito de agua. Yo no he tenido que adicionar más líquido ni he bajado la temperatura; pero hago esta observación porque cada horno es un mundo. 


Pernil al horno con cerveza
Apenas el pernil esté listo,  lo sacamos del horno y lo dejamos templar fuera de la fuente de hornear. Pasamos por el colador todos los jugos y vegetales de la bandeja, estrujamos muy bien, así obtendremos una salsa espesa y sabrosa. En este punto retiramos el exceso de grasa con una cuchara. Prueben la salsa, si la encuentran muy concentrada y espesa, corrijan la sazón añadiendo un poco azúcar moreno y la ponen a calentar con poquito de agua. Yo la he dejado tal cual, estaba muy rica. 



Pernil de cerdo al horno
Finalmente, retiramos los clavos de olor del pernil y lo dejamos templar a temperatura ambiente por 20 minutos antes de cortarlo en tajadas medianas o finas (si lo cortan en caliente, las tajadas se desharán). Calienten el cerdo en el horno antes de llevarlo a la mesa y sírvanlo con la salsa. 

A disfrutar!!!
Pernil a la cerveza negra
Ojalá se animen a probar la receta y el resultado les guste tanto como a mí, espero sus comentarios. 


Pernil al horno
Hasta pronto!!!

miércoles, 19 de octubre de 2016

Sopa de arvejas (guisantes) secas con verduras y papa




Sopa de arvejas secas con verduras y papa
Recuerdo que cuando vivía en Colombia preparaba con frecuencia esta deliciosa y cremosa sopa de arvejas secas con verduras y papa. Ahora la hago menos, no por falta de ganas, sino porque las arvejas secas enteras no abundan por estos lares y  me he ido acostumbrando a preparar platos de cuchara con otras legumbres más asequibles. Los guisantes secos los encuentro en algunas tiendas de comida latina y en el Carrefour, aunque en este último los venden partidos y sin piel. Estoy tardando en probar la receta con los guisantes partidos y pelados, seguramente la sopa quedaría igual de rica y los granos se cocinarían en menos tiempo sin necesidad de remojo.

sábado, 8 de octubre de 2016

Ensalada campera




Ensalada campera
En casa a la ensalada campera le llamamos ensalada de patata con de todito, cada vez que la preparo le echo casi todos los vegetales que encuentro en la cocina y pocas veces me sale exactamente igual porque voy variando los ingredientes; aunque nunca defrauda y queda riquísima.



Ensalada campera
La campera es una ensalada de patatas con hortalizas, huevos, conservas de pescado y encurtidos. Es un plato imprescindible de las comidas veraniegas en España, en esa época del año aumenta su consumo y se aprovechan los vegetales de temporada para conseguir un resultado bien apetitoso. En la estación estival la rica ensalada campera siempre lleva tomate, así queda más fresca y jugosa, y se sirve fría. Los demás ingredientes pueden ser a gusto del consumidor o de las existencias de la cocina, queda bien con pimientos rojos o verdes, cebolla tierna o cebolla roja, pepino, judías verdes, lechuga y zanahoria. También se puede elegir entre distintos tipos de encurtidos (alcaparras, aceitunas y pepinillos) y alguna conserva de pescado como atún, bonito del norte o anchoas.

martes, 27 de septiembre de 2016

Fajitas de pollo con verduras




Fajitas de pollo
Fajitas de pollo. Me resulta imposible no salivar mientras estoy viendo algún programa sobre comida mexicana, se me hace agua la boca al ver las mezclas de ingredientes y salsas que usan los cocineros para rellenar las tortillas, preparan unas combinaciones que me parecen novedosas y muy apetitosas. Además de babear, suelo tomar algunas ideas de esos programas para incorporarlas en mi cocina, en la medida de mis posibilidades. Después del guacamole, las fajitas de carne son el plato mexicano que más hago en casa; aunque habitualmente las dos preparaciones van de la mano porque me gusta ponerle un poco de salsa de aguacate al relleno a la fajita uumm...

lunes, 19 de septiembre de 2016

Cóctel de langostinos




Cóctel de langostinos
Cóctel de langostinos. Aunque crecí en una ciudad costera, confieso que no soy muy aficionada a los mariscos, en mi familia a todos les encantan y yo soy el bicho raro porque solo los tomo en algunas preparaciones. En el caso de los langostinos y camarones, admito que no me agrada comerlos cocidos sin más, los prefiero cuando están aderezados con alguna salsa que disimule su olor o mezclados en arroces y pastas, siempre que les hayan quitado el caparazón y la cabeza. No me hace gracia encontrarme un langostino sin limpiar. Sí, sé que soy latosa con ese tema, pero tengo una excusa para esa actitud hacia los mariscos en general; de pequeña, me estaba asfixiando con una espina de pescado y, desde ese momento, aborrecí durante años toda la comida que tuviera olor marino. Con el tiempo volví a comer pescado sin problemas, mas no recuperé por completo la pasión por los mariscos.

miércoles, 7 de septiembre de 2016

Albóndigas con hierbas provenzales y salsa de tomate




Albóndigas con hierbas provenzales y salsa de tomate
Las albóndigas en salsa de tomate me encantan, me parecen un bocado delicioso, suave y jugoso. Cuando las preparo, elijo un corte de carne casi magro (suele ser alguna carne para guisar o estofar) y le pido al carnicero que la pase dos veces por la picadora. Mezclo la carne con un buen toque de hierbas provenzales y unas cuantas verduras picadas en el procesador de alimentos, así quedan más sabrosas y jugosasFinalmente, un poco de pan rallado ayuda a unir los ingredientes y a dar consistencia.

miércoles, 17 de agosto de 2016

Arroz basmati salteado con pollo, cebolla y pimientos




Arroz basmati salteado con pollo, cebolla y pimientos
Parece mentira que con lo que me gusta el arroz frito aderezado con salsa de soja no haya publicado antes este plato en el blog. Por lo menos un par de veces al mes preparo algún arroz salteado con distintos ingredientes, no me complico la vida y uso lo que tengo a mano en cada momento, me apetece por igual un arroz frito con vegetales que uno mixto con carne y verduras. En esta oportunidad he aprovechado media pechuga de pollo y los únicos vegetales que habían en mi nevera, el resultado me ha encantado, los pimientos y cebolla dan un suave toque dulce que combina muy bien con el gusto salado de la salsa de soja.  

lunes, 25 de julio de 2016

Ensalada de pollo con manzana, apio, pimiento y uvas pasas




Ensalada de pollo con manzana, apio, pimiento y uvas pasas
Cada vez me gustan más las ensaladas que incluyen frutas y verduras en su preparación, cuando las pruebo, me sorprende lo bien que combinan entre sí ingredientes tan disímiles. En el caso de esta ensalada de pollo el resultado es realmente apetitoso, con cada bocado disfrutaremos de una mezcla equilibrada de sabores en la se aprecia la dulzura de la uvas pasas y el pimiento, la acidez de la manzana verde, el toque fresco y aromático del apio, el suave gusto picante de la cebolla morada y el rico sabor sazonado de la pechuga de pollo. ¡Una verdadera delicia!

viernes, 22 de julio de 2016

Salteado de patatas con judías verdes y tomillo




Salteado de patatas con judías verdes y tomillo
Salteado de papas con habichuelas verdes y tomillo. Adoro las judías verdes, pero hasta ahora solo me gustaba comerlas en ensaladas frías porque tenía la impresión de que en platos calientes no estaban tan ricas, así que nunca me apetecía ni guisarlas ni saltearlas. Hoy adicioné unas judías a unas patatas salteadas con mantequilla y quedé gratamente sorprendida por lo buenas que estaban, he de decir que me arrepiento de no haberlas incluido antes en este tipo de preparaciones.  

viernes, 15 de julio de 2016

Pargo especiado frito




Pargo frito
Pescado frito. Soy feliz cuando voy a la pescadería y veo que tienen pargo fresco a buen precio, quizá ustedes encuentren exagerado que mi felicidad esté vinculada con la posibilidad de hallar determinado pescado en el mercado; pero es que el pargo me trae gratos recuerdos de las comidas en casa de mis padres y de los fines de semana en las playas de Santa Marta. Ahora que vivo tan lejos de los míos, me entusiasma la posibilidad de volver a disfrutar de un sabor que es tan familiar para mí. 

viernes, 8 de julio de 2016

Tostada con aceite de oliva, queso crema, tomate y orégano




Tostada con aceite de oliva, queso crema, tomate y orégano
Hoy comparto la preparación de mi desayuno de verano preferido, no estaba segura de escribir esta entrada porque no hay ningún misterio en tostar un  pan, aderezarlo con aceite de oliva y queso crema y cubrirlo con unas rodajas de tomates. Cuando le conté a mi pareja que pensaba publicar su receta de la tostada, él bromeó sobre si iba a hacer un collage para explicar cómo se tuesta un pan. Pero como el blog es un archivo de lo que me gusta comer y cocinar, me pareció bien que quedara registro de este delicioso desayuno; aunque sea una receta obvia. 

martes, 5 de julio de 2016

Jugo o zumo de maracuyá




Jugo de maracuyá
Zumo de fruta de la pasión. Apenas pongo un pie en Colombia no paro de beber jugos de frutas tropicales en un intento por compensar que a lo largo del año no puedo acceder a muchas de esas delicias. En España es posible encontrar varias clases de frutas tropicales frescas en el mercado; pero exceptuando el coco, el mango y los bananos, el resto tienen precios verdaderamente prohibitivos para mí. Cuando tengo antojo, echo mano de las pulpas congeladas, aunque está claro que un zumo de fruta fresca es insuperable. 

miércoles, 29 de junio de 2016

Lubina al horno con cubierta de cebolla, pan rallado y queso parmesano




Lubina al horno con cubierta de cebolla, pan rallado y queso parmesano
Róbalo o lubina al horno con costra crujiente de pan rallado y queso parmesano. Esta receta la preparé el pasado mes de mayo, cuando no hacía tanto calor y todavía se podía encender el horno sin morir de un golpe de calor en la cocina. Me habría gustado publicarla antes, pero estaba viviendo temporalmente fuera de mi casa y no tenía internet en el nuevo piso.

sábado, 14 de mayo de 2016

Pasta con espárragos verdes, tomates cherry y queso feta




Pasta con espárragos verdes, tomates cherry y queso feta
Espirales con espárragos, tomates cherry y queso feta. En primavera me gusta preparar platos con espárragos frescos para aprovechar que están en plena temporada que es cuando se consiguen más sabrosos y económicos. Durante todo el año también encontramos espárragos verdes frescos en el supermercado, aunque al ser importados o de cultivo de invernadero fuera de su época tienen un precio más elevado. 

viernes, 22 de abril de 2016

Pollo a la naranja con jengibre




Pollo a la naranja con jengibre
Hoy comparto la receta de un pollo guisado a la naranja con jengibre que está para chuparse los dedos. Es la primera vez que combino el zumo de naranja con el jengibre fresco en una preparación y me parece que no será la última, la salsa tiene un delicioso gusto cítrico y se le nota el sabor fresco y ligeramente picante del jengibre

miércoles, 13 de abril de 2016

Ensalada de calabaza asada con judías verdes y queso mozzarella

Ensalada de calabaza asada con judías verdes y queso mozzarella
El pasado fin de semana no tenía ganas de complicarme en la cocina, solo tenía claro que quería comer sano y delicioso. Me acordé de la rica ensalada de ahuyama cocida con habichuelas verdes que hace mi mamá y enseguida me animé a preparar una versión similar y más completa. 

lunes, 4 de abril de 2016

Bistec a la criolla y bistec a caballo




Bistec a caballo
Bistec a caballo
El bistec con salsa criolla es uno de los platos favoritos de los hogares colombianos, se prepara con mucha frecuencia y suele estar presente en los menús de los restaurantes populares. Esta receta es una forma rápida y descomplicada de cocinar una carne en salsa

viernes, 1 de abril de 2016

Arroz meloso con espárragos




Arroz meloso con espárragos
Me gustaría que este arroz meloso con espárragos tuviera una pinta más apetitosa que le hiciera justicia a su sabor. A primera vista puede parecer soso o insulso, pero resulta que está delicioso!!! En la receta he aprovechado completamente los espárragos, y eso se nota en el gusto, las partes leñosas me sirvieron para hacer el caldo, con los tallos suaves hice el sofrito y las yemas tiernas las agregué en mitad de la cocción del arroz para que no se pasaran. Se los aseguro, el arroz ha quedado riquísimo. 


lunes, 21 de marzo de 2016

Costillas de cerdo al horno con romero




Costillas de cerdo al horno con romero
Las costillas de cerdo tienen una carne muy jugosa y gustosa, son deliciosas sazonadas simplemente con sal y pimienta, para destacar aún más su sabor les he adobado con romero fresco, ajo y limón. Además, las he asado en el horno el tiempo suficiente para que su carne esté tan tierna que se desprenda con facilidad del hueso. Quedaron buenísimas!!!

jueves, 17 de marzo de 2016

Frijoles con carne molida o picada




Frijoles con carne molida o picada
Regreso al cuchareo con unas deliciosas judías guisadas con carne picada, de niña me encantaba cuando mi mamá preparaba este plato de legumbres, lo comía sin rechistar porque apenas notaba la carne y las verduras. Sí, yo también pasé etapa en que me molestaba encontrarme un trozo grande de verdura o de carne en la comida jejeje... Afortunadamente esas tonterías me duraron bien poco.

domingo, 13 de marzo de 2016

miércoles, 9 de marzo de 2016

Dulce de coco y dulce de leche cortada

Dulce de coco y dulce de leche cortada
Aparte de los días festivos, lo que más me gusta de la Semana Santa son los dulces tradicionales que se elaboran durante esa celebración. Guardo en mi memoria el sabor de los deliciosos dulces que mi mamá preparaba con motivo de esa festividad, después de comer por varios días seguidos platos con pescado, mi paladar agradecía terminar cada comida con un dulce de coco o un dulce de leche cortada. Esos sencillos postres eran un verdadero premio para mí. 

lunes, 29 de febrero de 2016

Patatas al horno crujientes con parmesano




Patatas al horno crujientes con parmesano
Hoy comparto la receta de unas papas al horno con queso parmesano tan ricas y crujientes que parecen fritasDesde que publiqué la receta de los gajos de patatas especiadas al horno me he vuelto fan incondicional de las patatas horneadas, me gustan porque son fáciles de preparar, no quedan pringosas y, sin duda, son más saludables que la versión frita.