Datos personales

Mi foto
Córdoba, España
¡Bienvenidos!

miércoles, 16 de agosto de 2017

Arroz con lentejas

Arroz de lentejas
Recuerdo que cuando publiqué la preparación del lomo de cerdo a la naranja, algunos de ustedes me preguntaron por la receta del arroz de lentejas que serví como guarnición de la carne. Desde entonces la tenía en mis pendientes por publicar y hoy por fin me he acordado de compartirla en el blog. Más vale tarde que nunca jejeje...

Arroz con lentejas
El arroz con lentejas o moro de lentejas es un plato sencillo y delicioso que forma parte de la gastronomía tradicional de Colombia y de varios países de América Latina. Si bien la receta básica se hace con lentejas, agua, aceite y sal. Hay versiones que adicionan leche de coco, especias, verduras o algún tipo de sofrito para enriquecer aún más el sabor del arroz. A mí me gusta de todas las maneras, si prefiero que destaque el sabor a lentejas, hago la versión básica. Y cuando me apetece darle un gusto distinto, preparo algún sofrito y agrego especias como la cúrcuma y el comino. En lo único que soy quisquillosa con esta preparación, es que me gusta que el arroz quede suelto, no lo encuentro apetecible cuando lo veo apelmazado en el plato. 

Moro de lentejas
Para evitar que los granos queden pegajosos, además de no pasarme con la cantidad de agua de la cocción del arroz, cuezo las lentejas lentamente en poca cantidad de agua. De este modo, las lentejas no se deshacen ni se origina un caldo cargado con el almidón de la legumbre. En esta oportunidad he optado por hacer mi versión preferida del arroz con lentejas; con sofrito de cebolla, rico, rico. Recuerden que me pueden encontrar en Facebook.


Ingredientes para 6-7 personas

Cocción lentejas:
1 taza o 190 gramos de lentejas de buena calidad (recomiendo las de La Armuña)
Agua
1 cucharadita de sal 

Arroz:
1 cebolla blanca grande o mediana finamente picada
6 cucharadas de aceite de oliva
cucharadita de sal 
2  tazas o 400 gramos de arroz de grano largo 
2 ½ tazas o 675 ml de agua 
1 cucharada de zumo de limón
Las lentejas anteriormente cocidas

Preparación:
Primero lavamos muy bien las lentejas en un colador. Echamos las lentejas escurridas en una cacerola mediana y vertemos la cantidad de agua necesaria para cubrirlas 1 centímetro. Sazonamos con una cucharadita de sal. Ponemos a cocer las lentejas a fuego medio-alto, apenas comiencen a hervir, tapamos la cacerola, bajamos la temperatura y las dejamos cocinar a fuego lento. A medida que el agua de las lentejas se va consumiendo, vamos agregando pequeñas cantidades de agua, apenas la justa para que puedan seguir cocinándose hasta que estén tiernas. Las lentejas no deben quedar caldosas, al final de la cocción deben estar suaves y enteras con una ínfima cantidad de líquido. Así como se ve en las fotos del collage. 

Preparación arroz con lentejas
Mientras las lentejas se cocinan preparamos el sofrito. Adicionamos la cebolla picada y las 6 cucharadas de aceite en el caldero en donde vayamos a cocinar el arroz. Sazonamos con una cucharadita de sal y removemos.  Sofreímos la cebolla a fuego medio hasta que esté suave y adquiera un color dorado claro. Lavamos y escurrimos el arroz, así le quitamos el exceso de almidón. Cuando la cebolla esté blanda y doradita, agregamos el arroz escurrido y lo sofreímos por 2 minutos. 

Preparación arroz con lentejas
Al terminar de sofreír el arroz, vertemos 2 ½ tazas de agua, el zumo de limón y removemos suavemente con una cuchara de madera. Mantenemos el fuego en medio y en cuanto el agua rompa a hervir, adicionamos las lentejas cocidas y volvemos a remover para integrar los ingredientes. En este punto hay que probar el agua del arroz y corregir la sazón con sal si lo consideran necesario, yo adicioné una pizca de sal.

Preparación arroz con lentejas
Dejamos cocinar el arroz destapado a fuego medio hasta que se evapore todo el líquido. Cuando haya secado, bajamos el fuego al mínimo y tapamos el caldero. Cocinamos el arroz por 14 minutos, en mitad del tiempo de cocción lo destapamos y revolvemos o volteamos para que se cocine uniformemente, volvemos a tapar. Al terminar de cocinarse tendremos un arroz suelto y firme.
Así ha quedado mi delicioso arroz de lentejas
Arroz de lentejas
¡¡Servimos y a comer!!

Moro de lentejas
¡¡Hasta pronto!!

lunes, 31 de julio de 2017

Cheesecake o tarta de queso con mermelada de frutos rojos




Cheesecake con mermelada de frutos rojos
Hace algo más de 2 años publiqué en el blog la preparación de la cheesecake con salsa de frutos rojos. Era la receta que usaba cuando me apetecía comer este postre o cuando hacía alguna tarta para regalar. Me gustaba mucho como quedada y hasta la fecha no me había dado problemas. Pero la semana pasada preparé una cheesecake siguiendo mi receta al pie de la letra y mientras se estaba enfriando en el horno se agrietó, la inesperada grieta me sorprendió porque nunca me había pasado eso con la tarta de queso. Siempre he cuidado de no batir en exceso la mezcla de queso y huevos y, soy muy paciente con el tiempo de enfriando, no someto a la tarta a cambios bruscos de temperatura. Pese a todas las precauciones, ahí estaba una rica tarta de queso con una importante grieta en todo el centro.

Cheseecake con mermelada de frutos rojos
Después de repasar los pasos de la receta y tras comprobar que no había hecho ninguna modificación, me di cuenta de que el clima era lo único que había cambiado entre la cheesecake que hice la semana pasada y las anteriores. Esta era la primera vez que hacía una tarta de queso en verano, casualmente había hecho las demás en invierno y en otoño. Reconozco que mi experiencia en repostería no es muy amplia, hago pocos postres porque engordo con facilidad, y está claro que la práctica hace al maestro. No obstante, pensé podía haber una relación entre la escasa humedad del verano cordobés y la grieta de la tarta. Con esa idea en mente volví a preparar una cheesecake; pero esta vez decidí hornearla acompañada por un par de recipientes con agua en la parte inferior del horno. 


Tarta de queso con mermelada de frutos rojos
Para mi satisfacción, no iba desencaminada con la teoría del clima, pues la tarta no se agrietó y quedó más suave y jugosa que las anteriores. Sé que no estoy descubriendo nada nuevo, he investigado en internet y hay muchos cocineros que hornean sus tartas de queso al baño María o acompañadas de un recipiente con agua en la base del horno. Sin embargo, para mí el tema de la humedad durante el horneado sí que ha sido un verdadero descubrimiento. Me di cuenta de que las anteriores cheesecakes no se agrietaban gracias a la humedad de los días invernales y otoñales; me ha quedado claro que con un verano tan seco como el de Córdoba es necesario crear un ambiente húmedo en el horno para evitar las grietas.

Tarta de queso con mermelada de frutos rojos
La receta que publico hoy es similar a la anterior, aunque con la inclusión de los recipientes con agua he incrementado el tiempo de horneado en 10 minutos. En esta ocasión la tarta creció lentamente y no sé doró tan rápido como en otras ocasiones. Antes la horneaba durante 1 hora, los primeros 20 min a 180 ºC y los 40 restantes a 160 ºC. En esta oportunidad la horneé por 1 h 10 min, 20 min a 180 ºC y 50 min a 160ºC. 
Después de este rollo tan largo, espero que aún tengan ganas de probar mi nueva versión antigrietas de la cheesecake. Les aseguro que funciona y está deliciosa. Recuerden que me pueden encontrar en Facebook.

Ingredientes para 8 raciones:
Base:
120 gramos de galletas María (usé integrales)
60 gramos de mantequilla

Relleno:
50 ml de leche entera
140 gramos de azúcar
500 gramos de queso crema (queso de untar)
1 cucharadita de de esencia de vainilla
2 huevos talla L (grandes)
2 cucharadas de zumo de limón

Cubierta:
100 gramos o 4 cucharadas de mermelada de frutos rojos
Frambuesas u otro tipo de fruto rojo 

Preparación:
Para elaborar la cheesecake vamos a necesitar un molde antiadherente con paredes desmontables y papel de hornear o papel encerado para cubrir la base del mismo. Usé un molde de 17 x 7 cm, aunque también pueden usar uno de 18 cm de diámetro. Antes de preparar la tarta, habremos sacado de la nevera con una hora de antelación la leche, los huevos, el queso crema y la mantequilla. Todos estos ingredientes deben estar a temperatura ambiente al momento de agregarlos en la preparación. 

Base de galletas de la cheesecake
Preparamos la base. Precalentamos el horno a 180 ºC. Forramos la base del molde con el papel de horno y pulverizamos las galletas María en un robot. Mezclamos las galletas molidas con la mantequilla y amasamos brevemente hasta obtener una mezcla arenosa. Cubrimos con ésta todo el fondo forrado del molde, presionamos para que la masa se adhiera bien y se forme una base plana de galletas. Introducimos el molde en el horno y horneamos por 10 minutos, pasado ese tiempo, dejamos enfriar la base de galletas fuera del horno.

Preparación cheesecake o tarta de queso
Preparamos el relleno. Cuando la base de galletas se haya enfriado, continuamos con la preparación. Precalentamos el horno a 180ºC e introducimos 1 o 2 recipientes con agua en la base del horno. Fíjense en la foto cómo coloqué los cuencos llenos de agua por debajo de la rejilla de hornear. Agregamos la leche y el azúcar en un tazón y removemos con unas varillas hasta disolver el azúcar. Adicionamos el queso crema con la vainilla y batimos suavemente, incorporamos los huevos de uno en uno y finalizamos con el zumo de limón. Es importante batir lo justo para integrar cada ingrediente en la mezcla, si batimos en exceso, la masa se puede llenar de aire y agrietarse durante el horneado. 

Horneando la cheesecake o tarta de queso
Vertemos la masa en el molde con la base de galletas. Horneamos la tarta a 180ºC durante 20 minutos, luego bajamos la temperatura a 160ºC y horneamos por 50 minutos (sin abrir el horno). La cheesecake debe adquirir un bonito color dorado, la consistencia al finalizar el horneado será un poco más firme que la de un flan. Al terminar de hornear la tarta, la dejamos enfriar sin desmoldar dentro del horno con la puerta un poco entreabierta. En ningún momento debemos sacar la tarta caliente del horno; pues este postre es muy sensible a los cambios bruscos de temperaturas y también se puede agrietar mientras se enfría. Una vez que se ha templado la cheesecake, la introducimos en la nevera y la dejamos un mínimo de 6 horas en refrigeración. 

Preparación cheesecake o tarta de queso
Preparamos la cubierta. Cuando la cheesecake esté completamente fría, procedemos a desmoldarla y a decorarla. Antes de retirar el molde recomiendo pasar un cuchillo fino por el borde de la tarta. Seguidamente, adicionamos la mermelada en un cazo pequeño, la calentamos a fuego suave por 1 o 2 minutos para que se torne líquida y manejable. Con la ayuda de una cuchara extendemos una capa de mermelada tibia sobre la tarta y la dejamos enfriar durante 5-10 minutos en refrigeración hasta que la cubierta se vuelva densa. Pasado ese tiempo, terminamos de decorar la cheesecake con las frambuesas previamente lavadas y secadas.
Nota: Yo horneé la cheeesecake en un horno con bandeja giratoria que reparte el calor de forma uniforme alrededor del molde. Si hornean la tarta en un horno fijo, recomiendo vigilar los últimos 10 minutos de cocción, quizá en ese tipo de horno la cheesecake se cocine y dore más rápido porque recibe el calor directo sobre un mismo punto. Si lo consideran oportuno, pueden restar 10 minutos al tiempo de horneado.

Servimos esta maravilla y a disfrutar!!!!
Cheesecake con mermelada de frutos rojos
Hasta pronto!!!

lunes, 17 de julio de 2017

Pargo al horno con cebolla, alcaparras y limón





Pargo al horno con cebolla, alcaparras y limón
Hoy comparto la receta de un pargo al horno cubierto con un aderezo de cebolla con alcaparras y zumo de limón. Estos tres ingredientes por separado tienen sabores potentes, aunque al mezclarlos y cocinarlos suavemente combinan de maravilla con el pescado sin ahogar su saborY no sé si es porque el pargo estaba muy fresco o porque me encanta la cebolla morada; pero considero que este es el pescado al horno más gustoso que he preparado hasta la fecha. Su carne quedó jugosa y la mezcla de cebolla y alcaparras le dio un rico contraste de sabor dulce-salado. 

martes, 11 de julio de 2017

Patatas salteadas con tomillo y ajo





Patatas salteadas con tomillo y ajo
Hoy comparto una receta sencilla pero rica, rica. Las papas salteadas con tomillo y ajo las hago básicamente para acompañar platos de carnes y vegetales asados. Estas aromáticas patatas combinan de maravilla con filetes de cerdo, pollo, pescado y res. También son ideales como guarnición de unas verduras al horno o a la plancha.  

lunes, 5 de junio de 2017

Lomo de cerdo al horno en salsa de vino y ciruelas pasas




Lomo de cerdo al horno en salsa de vino y ciruelas pasas
¡Qué ganas tenía publicar la receta del lomo de cerdo al horno en salsa de vino y ciruelas! Esta es una preparación a la que suelo acudir cuando quiero lucirme en la mesa sin complicarme demasiado en la cocina. Es un asado que no defrauda, vale tanto para una comida deliciosa de fin de semana o para ocasiones más festivas como las cenas de Navidad y Año Nuevo.

Lomo de cerdo al horno en salsa de vino y ciruelas pasas
El lomo es un corte magro que no se caracteriza por ser la carne más gustosa y jugosa del cerdo. Aunque es cierto que con un buen adobo o marinada resulta sencillo enriquecerlo para conseguir un asado realmente delicioso. En esta ocasión, he puesto a marinar el lomo en una mezcla condimentada de vino blanco con aceite de oliva, que no solo le dará sabor y jugosidad, sino que después del horneado será la sabrosa salsa que bañe los medallones de carne.

viernes, 2 de junio de 2017

Ensalada de lentejas a la hierbabuena




Ensalada de lentejas a la hierbabuena
Apetitosa y fresca: estos son los adjetivos que mejor describen la deliciosa ensalada de lentejas a la hierbabuena que publico hoy. Con sinceridad les digo que es una de las ensaladas con legumbres más ricas que he preparado hasta el momento, me ha gustado tanto su sabor y frescura que ya la considero una de mis recetas imprescindibles para el verano.

jueves, 27 de abril de 2017

Carne desmechada o ropa vieja





Carne desmechada
Hoy comparto la receta de la carne desmechada o mechada, también conocida como ropa vieja cubana. Se trata de una preparación muy popular que forma parte de la cocina tradicional de varios países del Caribe y de Centro y Sur América. En Venezuela y Costa Rica se le conoce con el nombre de carne mechada, en Colombia con el nombre de carne desmechada y en Cuba y Puerto Rico es la conocida ropa vieja. Así podría seguir nombrando países y distintos nombres de la receta (carne deshilachada, deshebrada o ripiada); pero fundamentalmente es la misma preparación con pequeñas variaciones entre un lugar y otro. En líneas generales se cuece hasta a ablandar un corte de carne de guisar con algunas hierbas aromáticas, seguidamente se deshebra o deshilacha y se guisa con parte del caldo de su propia cocción y un sabroso sofrito. 

domingo, 16 de abril de 2017

Ensalada de espinacas con fresas y pepino





Ensalada de espinacas con fresas y pepino
Ensalada de espinacas con pepinos y fresas. Esta primavera estoy encontrando en el mercado unas fresas pequeñas y medianas en su punto óptimo de maduración que no solo tienen una pinta apetecible, sino que están deliciosas. Puede parecer que estuviera contando una obviedad, pero es que no siempre consigo fresas de temporada realmente sabrosas. Ya he comentado en este blog que el fresón es lo que más abunda y, aunque es grande y hermoso, me resulta insulso. Pues este año ha habido suerte y estoy disfrutando de unas fresas con un aroma y sabor muy pronunciado; en casa las comemos como si fueran golosinas.

martes, 11 de abril de 2017

Pollo al horno con hierbas provenzales y limón





Pollo al horno con hierbas provenzales y limón
Por fin comparto en el blog la receta de un pollo al horno tierno, jugoso y sabroso. Admito que el pollo asado era una de mis asignaturas pendientes en la cocina, como me obstinaba en quitarle la piel para disminuir las calorías, no disfrutaba de un asado realmente jugoso. Ya podía agregarle el adobo más rico del mundo que, aunque con buen sabor, siempre me resultaba seco.

sábado, 8 de abril de 2017

Arroz con leche (con trocitos de coco y leche condensada)





Arroz con leche cremoso
El arroz con leche es un postre tradicional muy popular que forma parte de la gastronomía de muchos países. Si bien la manera de prepararlo es más o menos similar en todos lados, se encuentran bastantes variaciones en cuanto a los ingredientes que se agregan para aromatizarlo o darle sabor. Aparte de la acostumbrada canela, hay otras especias e incluso frutas que combinan muy bien con este apetitoso postre. Hasta el momento he probado diferentes arroces aromatizados con clavo de olor, vainilla y cáscara de limón y naranja, y quedan realmente deliciosos. Recuerdo que mi abuela paterna añadía trocitos de plátano macho maduro, a mi mamá le gustaba comerlo con uvas pasas y, ocasionalmente, remplazaba parte de la leche de vaca por leche de coco. He leído algunas recetas, aunque no las he probado todavía, que aromatizan el arroz con cardamomo, agua de azahar o nuez moscada. Como pueden ver, hay una gran variedad de opciones que podemos probar cuando deseemos darle un gusto diferente al clásico arroz con leche.

domingo, 26 de marzo de 2017

Arroz al cilantro




Arroz al cilantro
Arroz con cilantro. Con echarle una ojeada a las fotos de este blog es fácil deducir que el arroz blanco es la guarnición preferida de mi casa. No lo voy a negar, soy más de revolver el arroz con la salsa de los guisos que de rebañar con el pan. Este último lo dejo para el desayuno porque no tengo la costumbre de acompañar las comidas con pan. 

Arroz verde con cilantro
Cuando me apetece salir de la monotonía del arroz blanco, le añado alguna hierba fresca para darle más chispa y sabor. El arroz verde con cilantro lo preparo básicamente para acompañar platos con mariscos, pescado o pollo. Las notas cítricas de esta aromática hierba combinan de maravilla con las carnes blancas y los mariscos.

sábado, 25 de marzo de 2017

El cocido de mi casa




Cocido de garbanzos
El cocido de garbanzos es un plato tradicional de la gastronomía española muy apetecido en todo el país. Se trata de un guiso de garbanzos con carnes, embutidos y hortalizas que se cocina fuego lento en abundante agua. Al final de la cocción, se obtiene un caldo delicioso y lleno de sabor que se puede tomar por separado en un primer plato o con los demás ingredientes como plato único. En casa nos gusta comerlo todo junto, pero en muchos hogares el cocido se sirve repartido en tres platos dentro de una misma comida: en primer lugar el caldo o la sopa, un segundo con los garbanzos y las verduras y un tercer plato con las carnes y embutidos. En España se pueden degustar distintas variantes del cocido; si bien la preparación es similar en todas las regiones del país, hay diferencias en cuanto a los ingredientes y en la manera de servirlo. Hasta el momento he probado el cocido madrileño y el andaluz, ambos me parecen deliciosos, el primero lo encuentro más rico elementos cárnicos,  mientras que el andaluz tiene más variedad de hortalizas.

viernes, 10 de marzo de 2017

Cóctel de langostinos




Cóctel de langostinos
Ceviche de langostinos. Aunque crecí en una ciudad costera, confieso que no soy muy aficionada a los mariscos, en mi familia a todos les encantan y yo soy el bicho raro porque solo los tomo en algunas preparaciones. En el caso de los langostinos y camarones, admito que no me agrada comerlos cocidos sin más, los prefiero cuando están aderezados con alguna salsa que disimule su olor o mezclados en arroces y pastas, siempre que les hayan quitado el caparazón y la cabeza. No me hace gracia encontrarme un langostino sin limpiar. Sí, sé que soy latosa con ese tema, pero tengo una buena excusa para esa actitud hacia los mariscos en general; de pequeña me estaba asfixiando con una espina de pescado, fue tal el susto, que aborrecí durante varios años toda la comida que tuviera olor marino. Con el tiempo volví a comer pescado sin problemas, mas no recuperé por completo la pasión por los mariscos.

martes, 7 de marzo de 2017

Arroz meloso con setas y verduras




Arroz meloso con setas y verduras
Hace varios años publiqué la receta del arroz meloso con setas y verduras; en aquel momento me gustó mucho esa preparación y por eso me anime ha compartirla en el blog. No obstante, con el paso del tiempo he ido simplificado aquella primera versión. Antes me daba el trabajo de preparar previamente un caldo de verduras para cocinar el arroz en él, y ahora me ahorro ese paso haciendo un sofrito mejor sazonado que aporta bastante sabor al agua de la cocción del arroz. Hoy prefiero esta versión más sencilla y rápida que se hace con menos ingredientes sin desmejorar el resultado final del plato. Les aseguro que este arroz meloso con setas y verduras es un plato vegetariano riquísimo.

martes, 28 de febrero de 2017

Guisantes (arvejas) frescos con verduras




Guisantes frescos con verduras
Arvejas frescas con verduras. Se acerca la primavera y ya se comienzan ver en el mercado los primeros guisantes frescos de la temporada. Si bien los primeros no suelen ser los más económicos (éstos los encontré a 4,50 € el kilo), no he querido esperar a que bajaran de precio porque su temporada se acaba en un suspiro y de todos modos aquí en Córdoba nunca los he visto por debajo de los 3 € el kilo. Además, no se hacen una idea de lo que me encanta comer estas sabrosas legumbres tiernas con verduras. Cuando hay guisantes frescos en casa, me olvido de comer cualquier tipo de proteína de animal y preparo comidas tan completas y vegetarianas como la comparto hoy.   

viernes, 17 de febrero de 2017

Ensalada de repollo con zanahoria, tomate y cebolla pochada




Ensalada de repollo con zanahoria, tomate y cebolla pochada
En mi cocina hay un grupo de vegetales que considero básicos y obligatorios en mi lista de la compra, generalmente son aquellos que puedo consumir durante todo el año gracias a su disponibilidad y bajo coste. Ahora que lo pienso, casi siempre estoy usando los ingredientes de esta receta en una gran variedad de comidas.  Y por lo menos 3 veces al mes hago una rica ensalada de repollo con zanahoria, cebolla y tomate; yo diría que ésta es una de las preparaciones imprescindibles de mi cocina. 

jueves, 9 de febrero de 2017

Salteado de verduras con fideos de cristal y salsa de soja




Salteado verduras con fideos de cristal y salsa de soja
Hoy comparto la receta de unas ricas verduras salteadas con fideos de cristal, es un plato sencillo, delicioso, sano y, a mí parecer, muy completo. Cuando hago este tipo de comidas, las sirvo como plato único, los fideos mezclados con unas cuantas verduras cunden mucho y no me apetece nada más. Los fideos de cristal son una buena alternativa para las personas que son alérgicas o no toleran el gluten, están hechos con almidón de judía mungo (soja verde), almidón de guisantes (arvejas) y almidón de maízNo obstante, se recomienda revisar la información nutricional del empaque para asegurase de que no haya trazas de gluten por contaminación cruzada.

lunes, 23 de enero de 2017

Helado de naranja: mi receta definitiva!!




Helado de naranja
Hace un par de años publiqué en el blog la preparación del helado de naranja, en aquella ocasión me pareció el helado más rico que había hecho hasta el momento y por eso me animé a publicar su receta. Con el tiempo he ido variando esa primera versión, cada vez que volvía a prepararlo (unas 2 veces al año), hacía pequeños ajustes en las cantidades de los ingredientes en un intento por conseguir un gusto cítrico más intenso. Pues con la receta de hoy por fin he conseguido el sabor a naranja que tanto deseaba; estoy realmente satisfecha con el resultado y me he prometido a mí misma no volver a hacerle más cambios.

domingo, 15 de enero de 2017

Avena caliente (colada de avena)




Colada de avena
En estos días tan fríos me he antojado de preparar uno de los desayunos favoritos de mi niñez: la colada de avena. Esta es una rica y cremosa bebida caliente de avena con leche que se aromatiza con especias como la canela, la nuez moscada, el clavo de olor o la vainilla. Aunque un solo tipo de especia es suficiente para dar aroma, también se pueden combinar dos o tres de ellas cuando se desea conseguir un sabor más gustoso. En Colombia son comunes los puestos de venta avena de fría que le dan a sus bebidas un sabor distintivo por la mezcla de especias que utilizan, es su manera de destacar o competir entre tanta venta callejera.